Facebook Twitter Google +1     Admin

Arboles muertos y mucha tinta

Literatura basura, comics extraños, fotonovelas deformes... La cultura popular que pocos miran, regurgitada aquí

El chico de los mandados (1984)

20121010232945-el-chico-de-los-mandados.jpg

Autor: Elizabeth Holmes

Colección: Línea Caliente

Edita R.R. Ediciones , Buenos Aires, 1985

 

Reconozco que siempre seré parcial a esta novelita, porque fue la primera historia de este tipo que leí en mi adolescencia. Con lo que hay recuerdos particulares que la nostalgia ayuda a revalorizar. Volverla a leer me llevo a esos años donde era básicamente un adolescente libidinoso desesperado por las chicas. No es que haya cambiado mucho pero al menos ahora se encubrir eso un poco mas =)

Una vez dicho esto, debo reconocer que la novelita esta se hace sorprendentemente llevadera todavía hoy día. ¿La historia? Un joven universitario va a trabajar por el verano a una tranquila playa llena de caras casas como dependiente del supermercado del lugar. Una de sus tareas es repartir a domicilio las compras. Por supuesto resulta que hay una señora muy bonita y muy solitaria que lo mira Muuy tentadoramente la muchacho. Y cuanod va a llevarle las compras se encuentra que la señora piensa regalarsele como propina… Para después invitar en una segunda instancia a una amiga para hacer un trío con el chico. Todo eso a ojos vistos de la cajera del super, quien parece que tambien está interesada en el compañero de trabajo, olvidándose del viejo y conocido refrán ese que dice que “donde se come…”

Ok, no es lo que se dice un argumento muy original, vamos. De hehco suena como el argumento de una de las pelis en video que en los setentas y ochentas hacía el cine XXX de Hollywood, cuando todavía se tomaban el trabajo de pensar un guión mínimo entre escena de sexo y sexo. Pero al menos el desarrollo está bien llevado, pasando las cosas de manera lógica entre escena y escena de sexo y con un final más o menos creible. Y las escenas de sexo son lo suficientemente interesantes (y con algún toque kinky no muy común que es de celebrar) como para leer el libro sin demasiado inconveniente.

Como comienzo, pues la verdad está sustancioso. Sin ser un clásico de la literatura erótica, al menos el libro cumple con las expectativas y deja satisfecho a este lector casi 25 años después de leerlo por primera vez.

 

10/10/2012 19:29 roberto #. libros

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.







Temas

Archivos

Enlaces

 

 
El chico de los mandados (1984) | Arboles muertos y mucha tinta

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris